Desigualdades . Detrás de las excelentes cifras promedios hay un conjunto de desigualdades que afectan al desarrollo social como un todo. En Uruguay la pobreza infantil, las fracturas territoriales y la discriminación étnica no pueden minimizarse. Exigen análisis y propuestas para su superación.

Infantilización de la pobreza: mientras 9,7% de la población es pobre, 32% de los hogares con menores de dos años lo son. En menores de 6 años la pobreza alcanza al 18,5% de la población. Diez veces más que el 1,8% en mayores de 64 años. La brecha generacional se agrava.