Escribe Pablo Anzalone

Artículo publicado en la contratapa del Semanario Crónicas 3 de febrero 2017

El abatimiento de la indigencia y la pobreza son muy importantes en Uruguay y destacan en una Latinoamérica que, por primera vez en su historia, avanzó mucho en esa dirección.

A raíz de la crisis del año 2002 y el proceso previo, Uruguay llegó al 2004 con 40% de la población y 59% de los menores de 18 años bajo la línea de pobreza, 4,7 % en la indigencia.

Desde 2005 se inició un proceso de reducción de la pobreza, alcanzando a cifras de 9,7% de la población y una indigencia de 0,3 % en 2014 .

Uruguay es el país que redujo la pobreza en mayor medida (CEPAL 2015). También tuvo la mayor baja en la brecha de pobreza, (las personas pobres según la distancia media entre sus ingresos y la línea de pobreza). En América Latina hay movilidad de ingresos ascendente y descendente. Uruguay resalta con un 83% en movilidad ascendente y 1% descendente (PNUD 2016).