Escribe Pablo Anzalone

Artículo publicado en EL DIARIO MEDICO  febrero 2017

Ningún proceso de cambio importante avanza sin discusiones, tensiones, contradicciones. Es necesario (pero no suficiente) contar con un programa claro que defina los ejes de la etapa. Se requiere  el compromiso de las autoridades de turno con ese programa. Hacen falta  ámbitos de reflexión y elaboración de conocimientos  así como desarrollo de prácticas innovadoras. Uno de los problemas actuales del Sistema Nacional Integrado de Salud es la creación  de esos ámbitos colectivos  de análisis de la reforma, sus avances y sus obstáculos. En las fuerzas sociales y políticas hay intentos  de responder a esta necesidad. Pretender “hacer la plancha” es comprarse más  problemas para hoy y mañana.